Cada Jellyfish es una pieza única, es una obra de arte plástico hecha a mano. Cada una lleva una plaquita metálica en el interior con mi firma gravada. Utilizo varios materiales, ni tóxicos ni alérgenos. Estos materiales pueden ser pigmentos de colores o fosforescentes. También utilizo otros materiales para decorarlas como las bolas de cristal y purpurinas, etc. El material de base de las Jellyfish es la silicona. Este material permite exponerlas al exterior, al sol, al calor, al frio y también bajo la lluvia.

La silicona resiste sin variaciones a lo largo del tiempo aunque personalmente pienso que se deberían de proteger de una exposición muy larga a pleno sol por el simple hecho de ser piezas de arte y en una intemperie prolongada si que el aspecto quizás podría verse afectado.

Capture+d’écran+2018-01-03+à+21.55.34.png
Capture+d’écran+2018-01-03+à+21.54.34.png