Un día de octubre 2016 volví a verlas, terribles depredadoras de una belleza delirante. 

Son deliciosamente aterradoras con el poder de paralizar sus presas, tienen la apariencia de las reinas del mar, brillantes, fosforescentes, algunas con colores sobrenaturales. Todas tienen un aspecto impresionante. 

Sus cuerpos de gelatina translúcida con grafismos perfectos bailan por medio de sus contracciones entre liquidas y eléctricas.  Tienen unas estructuras sensoriales sofisticadísimas y han sabido sobrevivir a lo largo de 700 millones de años mes allá del plasma y de los peces. 

Mi trabajo es el reflejo de la fascinación que siento por estas criaturas increíbles que quisiera acariciar.

Cualquier espacio que se les dedique, cuantas mas haya, mas sorprendentes son para el observador que se encuentra sumergido en un mundo alucinante de fondos marinos cuando se apaga la luz y se iluminan las que son modelos fosforescentes. 

Para más información me pueden contactar aquí.

Capture d’écran 2017-01-30 à 21.15.51.png
Capture d’écran 2017-04-20 à 14.41.35.png